CONCEPTO

La Casa de Doña Lela es un restaurante típico costarricense con enfoque familiar. Nuestro objetivo es crear un ambiente acogedor que invite a degustar las recetas de nuestras abuelas.
El decorado que utilizamos resulta de la fusión de lo rústico con elementos alusivos a la gran riqueza natural de Costa Rica. Damos la bienvenida a nuestros visitantes en un espacio que se asemeja a un bosque bajo techo; nuestras mesas de madera colocadas bajo la sombra de árboles artificiales y al lado de fuentes interiores.
 
Nos enorgullece poder abrir nuestras puertas para compartir nuestra pasión por la tradición costarricense a través de los sabores de nuestra tierra.
 
¡Esperamos con ansias su visita!

HISTORIA

En diciembre de 1997 Don Jaime y Doña Connie, oriundos de Guanacaste, abrieron un puesto de uvas y manzanas en Santo Domingo de Heredia al lado de la carretera Ruta 32, camino a Guápiles.
 
Luego de un par de meses la pareja decidió montar una sodita improvisada en el mismo sitio donde tenían su puesto de frutas. Conforme el negocio fue creciendo, ellos comenzaron a vender desayunos, tacos y ceviche.
 
Al poco tiempo y con la ayuda de su amigo "Beto," Dn. Jaime y Dña. Connie inauguraron La Casa de Doña Lela durante la Semana Santa de 1998. En ese momento, fue Beto quien sugirió el nombre del restaurante en honor a su madre.
 
Durante los años siguientes el restaurante fue creciendo y su imagen se fue puliendo, sin embargo la esencia detrás del proyecto se mantuvo intacta en las recetas originales que prevalecieron en el tiempo.
                                           
Hoy en día, La Casa de Doña Lela se ha convertido en un negocio familiar conocido por mantener viva la tradición costarricense y abrir sus puertas a los comensales de la buena
cuchara tica.